encubrimientos/Guerra/metafísica/ocultismo/proyectos secretos/Sociedadesecretas/UFO

WUNDERWAFFEN 4.0



Antes de seguir con el post quizás te interese visitar estos blogs (pincha en las fotos)





“… los días 3 y 4 de enero de 1944 Hitler se reunió con los miembros de la Sociedad Vril para abordar EL GRAN PROYECTO, el lanzamiento de una enorme nave espacial a través de un canal dimensional llamado en el argot científico AGUJERO DE GUSANO*, un espacio franco a la velocidad de la luz hacia el universo…”

(* es una hipotética característica topológica del espacio-tiempo, descrita por las ecuaciones de la relatividad general, la cual es esencialmente un atajo a través del espacio y el tiempo. Magníficamente explicado, de forma muy gráfica, por el Dr. William Weir (Sam Neill) en la película Event Horizon, dirigida por Paul W.S. Anderson en 1997)

En el año 1918 se fundó en Alemania la sociedad secreta Thule por iniciativa de Rudolf von Sebottendorf (ocultista alemán), el nombre fue elegido en recuerdo del legendario, y para ellos existente, reino de Thule, que es simplemente otro nombre para designar la legendaria Atlantis. Un año más tarde Haushoffer junto con otros dirigentes (entre ellos Rudol Hess) fundaron el Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes. Pronto, ambas organizaciones, colaborarían estrechamente.
Casi desde su nacimiento Thule se ramificó por todo el país, estando la central en Munich. En la convulsa Alemania de los años 20 gran número de sus miembros se alzaron contra la República Socialista de Baviera, y es aquí cuando convergen ambas organizaciones. Importantes dirigentes de Thule nombraron en 1921 a Adolf Hitler portavoz político, conocido por sus creencias ocultistas. Su plan de crear un imperio milenario fue inspirado por miembros de Thule.
Sin embargo dentro de Thule fueron escindiéndose otros grupos, como la sociedad Vril, ya que para ellos Thule estaba desviándose cada vez más hacia temas políticos, nacionalistas y antisemitas; aunque mantuvieron el contacto e incluso celebraron algunas reuniones conjuntas.
Esta sociedad secreta Vril, en algunas de sus sesiones espiritistas, recibía mensajes de los espíritus que posteriormente interpretaron como mensajes enviados por inteligencias extraterrestres, pensaban que en algunos de estos mensajes venían instrucciones para la creación de aeronaves espaciales con tecnologías innovadoras que permitirían los viajes interestelares. A partir de entonces encaminaron sus creencias ocultistas en la investigación de nuevas tecnologías que permitiesen al hombre alcanzar las estrellas, y ya en 1934 realizaron la construcción del primer prototipo de nave espacial del tipo platillo volador, el RFZ-1 (desarrollado por los profesores Schumann y Schauberger).
Viendo los avances que comenzaron a experimentar los aparatos de la Sociedad Vril, la Thule creó, dentro de las SS, una organización secreta llamada Sol Negro, que se encargaría de desarrollar sus propio prototipos, los Haunebu.
En aquellos tiempos ya se hablaba de que los alemanes trataban de hallar una nueva ciencia, una técnica diferente y renovadora con la que sustituir los motores de explosión (considerados destructivos en los círculos esotéricos del III Reich) por otros implosivos de nocividad nula.
Las investigaciones se basaban principalmente en la levitación electro gravitacional y la propulsión por terriones (fuerzas cósmico-telúrico-terrestres) en las que, según parece, se encontraba el núcleo de esa otra técnica que distanció la cosmovisión nazi de todas las aún vigentes, en un intento de proporcionar al III Reich una total independencia de materias primas (inaccesibles de otro modo) y energía abundante, barata y no contaminante.
De hecho, y según se asegura en un misterioso informe, los departamentos de investigación U-13 y E-4 de las SS trabajaban febrilmente para realizar y perfeccionar esas tecnologías, inconcebibles para la mayoría del pueblo y para el resto de la humanidad.

NAVES DISCOIDALES DEL III REICH

(SOCIEDAD VRIL)

(RFZ-1)(1934)

Como comenté en un principio la sociedad Vril fue determinante para el desarrollo de los OVNIS del III Reich, si bien hay que hacer una distinción previa. No estamos hablando de la sociedad Vril con la que Haushofer estuvo relacionado, sino de otra sociedad Vril, integrada principalmente por jóvenes damas que formaron inicialmente parte de Thule pero que posteriormente se separaron. Como apunte anecdótico señalar que durante los años 20 libraron su particular batalla contra la moda de la época, el pelo a lo garçon, ya que, según ellas, afectaba a la propia naturaleza de la mujer, puesto que los cabellos tenían un papel esencial como receptores y emisores de energías, además de desintegrar con esos peinados la identidad de la mujer, volviéndolas unos seres andróginos.No obstante no se presentaban como una sociedad esotérica u ocultista sino como una firma empresarial: Antriebstechnischer Werskstätten Vril (Talleres Técnicos Vril para Propulsores), lo cual las permitió seguir existiendo después de 1941, fecha en que fueron prohibidas todas las sociedades esotéricas.

Alquilaron a la empresa de aviación Arado un terreno en Brandenburgo donde colaboró con la porpia Arado y la Adam Opel AG. Su principal actividad sería la aeronáutica y sobre todo la construcción de una nave estelar. En sus terrenos se probaron algunos de los modelos de los OVNIS nazis, los Vril 7.

Estas mujeres mantuvieron siempre muy buenas relaciones con Dönitz y Canaris y especialmente con la Sociedad Die Kette (La Cadena) creada por este último para el fomento e investigación de las nuevas tecnologías.

El primer prototipo fue presentado en junio de 1934, mejorándolo ostensiblemente a finales de año, cuando presentaron el RFZ-2 (en forma de disco), cuyas principales características eran:

  • motor VRIL (conocido como SSM-L, es decir, Schumann SM-Levitator)
  • diámetro de 5 metros
  • creaba un campo electromagnético que hacía muy fácil su maniobrabilidad
  • cambiaba de color al oscilar su velocidad
  • incorporaba un sistema de propulsión mejorado
  • incorporaba por primera vez un sistema de dirección por impulsión magnética

(RFZ-2) (1937)

Este artefacto ya tenía las características peculiares de los OVNI como eran, entre otras, la desaparición óptica de su entorno a causa de su aceleración y la variación de su color según el nivel de su potencia: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, blanco o violeta. Este modelo, desde finales de 1940, realizó reconocimientos secretos a larga distancia.

(RFZ-3) (1937)

El RFZ-4 fue presentado a finales de 1938, caracterizado por ser una nave circular de reducidas dimensiones propulsada por hélices, al año siguiente, de dimensiones un poco mayores (20 m de diámetro) se presentó el RFZ-6.

(RFZ-6) (1940)

El último modelo, el RCZ-7 se presentó en 1941 del que se produjeron 17 unidades y que se caracterizaba por despegar verticalmente gracias a la propulsión por turbina.Hay datos que aseguran que en 1942 ya habían sido acometidos los estudios para diseñar la peonza volante de Schriever-Habermohl, un avión de forma circular y despegue vertical provisto de motores de reacción convencional, efectuándose a finales de 1942 las primeras pruebas de vuelo, durante las cuales se constataron graves errores de construcción.

Paralelamente, y después de una larga serie de ensayos, el ingeniero Richard Miethe comenzó a trabajar (también en 1942) en la construcción de aparatos que volaran y tuvieran forma de disco. De sus instigaciones, realizadas en colaboración con el científico italiano Giuseppe Bellonzo, surgió la primera, legendaria e increíble V-7, aparato similar a un helicóptero ultrasónico que presentaba 12 agregados tipo turbo BMW-028. En su primera prueba se remontó a una altura de 20.813 metros de altitud, alcanzando en la segunda 24.200, utilizando como combustible de base helio.

Por otra parte se desarrolló otra línea de discos volantes, los conocidos como serie Vril, de ella se ocupó el grupo Schumann en íntima relación con el departamento E-4 de las SS, especializado en armas milagrosas (WUNDERWAFFEN).

Corresponde al Vril 1 el honor de ser el primero de la serie, y que no dejaba de ser un rediseño del RFZ-7, podía alcanzar velocidades de 2.900 km/h y llevaba un cañón teledirigido como dotación de combate. Hoy sabemos que llegaron a construirse 17 aparatos de la serie Vril-1. El Vril 1-Jäger tenía 11,56 m de diámetro, iba equipado con 3 cañones MK 18 calibre 30 y 2 ametralladoras MG 17 , se le podría considerar el equivalente revolucionario de un avión de caza. Durante los años anteriores a la finalización de la guerra sufrió numerosas variaciones y mejoras culminando en el Vril 8-Odin, de 120 metros de diámetro y que realizó su primer vuelo con éxito en 1944 en el Báltico. Dentro del terreno anecdótico cabría comentar que el aparato visto en la luna por el astronauta norteamericano Edwin Aldrige se asemejaba mucho a una de estas naves Vril.

(Vril-6)

(Vril-8)

HAUNEBU

(SOCIEDAD THULE)

Estas peonzas voladoras de Victor Schönberger, que funcionaban con fuerzas de levitación no contaminantes ni generadoras de ruidos perniciosos, tuvieron una especial importancia en el desarrollo de las naves discoidales y nuevos sistemas de propulsión que tanto buscaban los nazis. De su existencia no cabe ninguna duda pues existen numerosas fotografías obtenidas por los aliados cuando invadieron el territorio del III Reich.

Estaban movidas por un propulsor electrogravitacional de terriones (al que se le dio el nombre de terrionador Thule) que quedaba acoplado a un generador de bandas de ondas tipo Van Der Graff, a un aparato magnético productor de energía a base de carbón y a una dinamo cónica de energía turbinosa tipo Marconi. La construcción de estos aparatos basados en los principios de propulsión se debió a la inventiva del capitán alemán Hans Koheler y ya en 1944 fueron fabricados en serie los conversores de terriones tanto en fábricas de AEG y Siemens.

El propulsor de Koheler precisaba para ponerse en funcionamiento de una energía inicial muy baja y mínima que se la podía proporcionar un acumulador eléctrico que lo activaba, en poco tiempo el conversor de carbón ya funcionaba automáticamente con plena autonomía puesto que se convertía en un generador de energía que actuaba, sin consumirse, como un catalizador. En este caso la energía se produce a partir de nada consumible, se originaba una transformación de las fuerzas electrogravitacionales existentes en el interior de la tierra en electricidad utilizable.

La sociedad secreta Sol Negro siguiendo los avances de la Vril consiguió en 1939 construir su primera nave la HAUNEBU I de 26 m de diámetro y 9 m de altura, con una tripulación de 8 hombres y que podía alcanzar una velocidad de 5000 km/h, aunque a baja altitud. Las mejoras técnicas aplicadas a un segundo prototipo permitió alcanzar los 17000 km/h sin la limitación de la altitud. Tenía una autonomía de vuelo de 18 horas. Para resistir las altísimas temperaturas a esa velocidad (de alrededor de 3000 grados) los investigadores metalúrgicos de las SS desarrollaron un nuevo material llamado Viklaten. Este modelo tenía un fuselaje simple de Viklaten y sobre él se probó una nueva instalación defensiva doble llamada KSK (Kraftstrahlkanone) de 60 mm. Su primer viaje se realizó bajo fuertes medidas de seguridad en agosto de 1939, llegándose a realizar 52 vuelos de prueba.

Aunque no hay unanimidad en cuanto al origen del nombre utilizado para designar los prototipos la más aceptada generalmente es que recibe el nombre de la localidad donde estaba ubicada la factoría que los fabricaba, Hauneburg (acortándose el nombre pues completo no cabía en las casillas de los formularios). Es un pueblo situado en el valle Haune al norte de la provincia alemana de Hessen.
HAUNEBU II, a finales de 1942 empezaron a trabajar en una versión más sofisticada del Haunebu I, tenía 31 metros de diámetro y 11 de altura, su tripulación era de 9 hombres y podía alcanzar velocidades de entre 6000 y 21000 km/hora dentro de la atmósfera terrestre y que se creía podría viajar por el espacio exterior, tenía una autonomía de vuelo de 55 horas. Se mejoró su sistema de propulsión y sus revestimientos exteriores. Conjuntamente con el prototipo se había inventado un arma, el rayo sónar colocada en la parte inferior de la nave. Este tipo de disco volador estaba pensado para viajes muy largos.

A mediados de 1944 se probó un modelo perfeccionado del Haunebu, el Haunebu II tipo DoStra (Dornier Stratosphären Flugzeug). Tenía una tripulación de 20 hombres alcanzando velocidades superiores a los 21000 km/h e incorporando una doble plancha de Viklaten. Las SS, ante los buenos resultados de las pruebas realizadas, trataron de construir estas naves a través de concursos públicos con las empresas Junkers y Dornier en marzo de 1945, Dornier fue la seleccionada, pero el final de la guerra impidió su realización. De este modelo se realizaron 106 vuelos de prueba.
Desde que se iniciara el proyecto en 1939, y sobre todo a partir de 1942 y 1945, se integraba el diseño de naves espaciales e interplanetarias de menor y mayor tamaño, preparadas para transportar filas enteras de oficiales con 2 equipos. Todo ello respondía a un plan para hacer despegar estas naves desde bases subterráneas.
HAUNEBU III, fue el modelo más grande que se construyó de este prototipo, que alcanzaba los 71 m de diámetro, dotado de una tripulación de 32 hombres y que alcanzaba velocidades entre 7000 y 40000 km/h. Su fuselaje de Viklaten era triple y se decía que su autonomía de vuelo era de 7 a 8 semanas. Este mastodonte realizó 19 vuelos de prueba. Matemáticamente se calculó su capacidad de autonomía con propulsión electrogravitacional y resultó ser de 75.274.000 km, es decir, la distancia Tierra-Marte. No obstante, tras recorrer esa distancia el impulsor electrogravitacional quedaba inoperante porque lentamente se ligaba a los metales que se utilizaban en su construcción. Se pensaba que un viaje en tales condiciones era, lógicamente, sin retorno, pero finalmente se decidió realizarlo en el departamento E-4 de las SS en la primavera de 1945. Tras la derrota, miembros de las sociedades Thule y Vril huyeron en ella con destino desconocido. Teorías descabelladas hablan de ese viaje realizado en 8 meses, llegando a mediados de enero de 1946 (como estaba previsto)

En 1945 había planes para construir el HAUNEBU V que superaría con mucho al anterior modelo, aunque el final de la contienda no permitió su total desarrollo, quedándose los aliados con todos los planos, detalles de construcción y material existente.
Pero el proyecto más ambicioso dentro del programa Haunebu fue el de ANDROMEDA-GËRAT, una nave espacial nodriza que podría transporta un Haunebu II y 2 discos Vril. Los planos de la dos versiones previstas cayeron en manos aliadas. Se piensa que se construyó en Neuschwabenland (Nueva_Suabia, en la Antártida) tras la guerra, con los planos y diseños previos. Tenía forma de cigarro (curiosamente, los primeros datos de avistamientos de OVNI hablaban de naves con forma de cigarro), un peso de 100 TN y 139 m de largo, e iba dotada de sistemas anti-gravedad y se impulsaba con motores tipo Thule. Tanto la nave Haunebu como las naves Vril podían despegar de la nave nodriza durante el vuelo de la misma e, igualmente, retornar a ellas a través de unas escotillas laterales especiales. Irían armados con cañones que podían emerger y recogerse de forma automática
Pensar en esa posibilidad, la de haberla construido en el refugio alemán de la Antártida entre cordilleras de 4000 metros de altura, se desprende de unas palabras del almirante Dönitz (que en 1943 pasaron casi desapercibidas) “…la flota submarina alemana se siente orgullosa de haber construido un paraíso terrenal, una fortaleza inexpugnable para el Führer en alguna parte del mundo…”
Nadie ha explicado todavía por qué 124 submarinos se dieron por desaparecidos al final de la guerra, entre ellos la mayoría del Tipo XXI. Se sabe que en 1938 hubo una discreta expedición de los nazis a la Antártida sin dar aviso a las distintas sociedades científicas de la época (algo inusual). Se cree que la base estuvo preparada en 3 años, llegando el telegrama de Karl Dönitz al poco tiempo después. Antes, en 1940, el Dr. Wohlwill, director del Instituto Alemán del Reich para el Metal, anunció proyectos de construcción de refugios con metales no ferruginosos, capaces de soportar temperaturas de hasta 160 grados bajo cero y vientos huracanados, y sólo hay un lugar en la tierra con un clima tan extremo, la Antártida
Y para ir concluyendo nada mejor que hacerlo con una pregunta, ¿por qué los avistamientos de OVNIS empezaron en 1947?… el 24 de junio de 1947 a las 2 de la tarde, el piloto norteamericano Kenneth Arnold, mientras volaba con su avioneta desde Chelalis a Yakima, en el estado de Washington con la intención de encontrar un avión militar accidentado, avistó cerca del Monte Rainer una formación de extrañas aeronaves circulares que le parecieron como platos deslizándose por el agua (acuñándose el término platillo volante). Kenneth calculó su velocidad en 2400 km/h… En 1947 los americanos lanzaron su Operación Highjump contra las bases del Tercer Reich en la Antártida.
Han sido muchos los autores que sostienen que los alemanes del III Reich poseen desde hace muchos años (unos 60) una base en la luna, la Base Lunar Alpha (que se empezó a construir en 1942), para ellos alcanzar la luna o Marte no supondría un problema, sus naves (propulsadas por energía implosiva y dotadas de sistemas anti-gravedad) no necesitarían llevar miles de toneladas de combustible como las naves de la NASA o la ESA.

Se sabe que a principios de mayo de 1945 todos los centros alemanes de investigación aeronáutica recibieron la orden de Adolf Hitler de destruir toda evidencia sobre proyectos y armas secretas en desarrollo. Ya en aquella época los alemanes poseían el cohete A-9 capaz de mantener a un astronauta en órbita permanente en torno a la tierra. Según otra información divulgada al final de la 2ª G.M estaba también muy avanzada (en los laboratorios subterráneos secretos de Breslau) la construcción de 4 prototipos de discos volantes que formaban parte del programa Vergeltungswaffen (armas de represalia).

Se dice que en los últimos momentos, cuando los rusos presionaban por el frente del este y los estadounidenses avanzaban por el oeste, Hitler y sus más íntimos colaboradores se guarnecían en el búnker berlinés y que embarcaron todos los prototipos y planos secretos de Bresnau en un submarino que zarpó de Kiel con rumbo desconocido… ¿arribó a a algún lugar secreto de América del sur? ¿llegó a la Antártida? ¿continuaron los trabajos de Bresnau en algún lugar ignorado?

Y entre las preguntas lanzadas al aire podríamos lanzar una última en base a algunas fotos captadas por la NASA en la luna, y es respecto a una enorme S trazada sobre el suelo lunar ¿podría ser la inicial del término alemán Stützepunkt (punto de apoyo)?… toda la luna estaría en manos de los alemanes, razón por la cual los norteamericanos no han vuelto a ella; tienen Hausverbot, es decir, los alemanes les han prohibido poner un pie en la luna.

REFERENCIAS

Armas secretas de Hitler, José Miguel Romaña, NOWTILUS
El enigma nazi, el secreto esotérico del III Reich, José Lesta, EDAF
Hitler, la conspiración de las tinieblas, Trevor Ravenscroft, BIBLIOTECA FUNDAMENTAL AÑO CERO
Shanngri-la, la cruz bajo la Antártida, Julio Murillo, MR
Antártida 1947, la guerra que nunca existió, Felipe Botaya, NOWTILUS
El nazismo oculto, Roberto García, STYRIA
Las reliquias de Hitler, José Gregorio González, ESPEJO DE TINTA

Visto en http://elvis071.blogspot.com.es/2009_09_01_archive.html

4 pensamientos en “WUNDERWAFFEN 4.0

  1. Hola!

    Llevo leyendo sobre estas 2 operaciones algún tiempo. Highjump y otra cuyo nombre en clave no recuerdo … … Mmmm … … DeepFreeze. Me parece que una fue más secreta si cabe que otra. También se rumoreó que la marina usa detonó dos ingenios nucleares. No se sabe si en plan “ataque” o en modo “defensa”. También hay filmaciones en B&W realizadas por la marina o corresponsales de la misma. Algo he visto y la calidad es penosa. Y fotografías de alguno de los navíos que participaron.

    Lo que si queda claro es que les dieron de hostias en ambos casos.

    Corre a cargo del bloguero recabar toda la info que le sea posible en la Red. Hay un montón.
    Recuerdo que me topé (‘linkeando’) con un figura que debía haber estado buscando durante mucho tiempo porque se montó una web informativa impresionante. Intentaré re-buscarla para poner aquí la dirección.

    Como curiosidad, un adelantado a su tiempo, un investigador italiano de nombre Renato Vesco, escribió hacia la primera mitad de los 70 un libro titulado “Interceptadlos sin disparar”. Aquí no solo hablaba sino que además documentaba gráficamente las naves discoidales de la Luftwaffe SS.
    Recuerdo que tuve aquel libro pero con el tiempo y las movidas de casa lo extravié. He intentado buscarlo de nuevo por si si diera el caso de alguien le hubiera pasado un OCR para ponerlo gratis en formato PDF. ¡Pero qué va! Como es un clasico agotado, los pocos ejemplares que hay están a la venta. Lo fácil que sería pasarlo a PDF y compartirlo … …😦

    SalU2
    Cleric🙂

  2. La tuerza Vril, para que se entienda deben de leer el libro THE COMING RACE esta bastante bien explicado y lo que deseaban los Alemanes es tener control mundial de todos los elementos de la naturaleza

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s