antiguas civilizaciones/encubrimientos/Evidencia E.T./Exociencia/historia oculta

Cráneo Starchild, teoría de la intervención – Lloyd Pye

35starchild_001

INTRO

Hallazgos en campos tan dispares como la genética, la biología, la bioquímica o la astrofísica apuntan hacia una evidencia desestabilizadora: que una inteligencia no humana –quizá una civilización alienígena, como sostienen aclamados científicos– fabricó de modo artificial el ADN terrestre, ensamblando determinados elementos por medio de ingeniería genética y codificando en el mismo la información necesaria para el surgimiento de la vida en nuestro planeta. Esta tesis ha sido y es defendida por investigadores de primer nivel, como el propio descubridor de la estructura del ADN y Premio Nobel de Medicina por dicho hallazgo…

En 1953, Harold Urey y Stanley Miller, dos científicos de la Universidad de Chicago (EE UU), llevaron a cabo un experimento, calificado por la prensa del momento como «el más sorprendente de todos los ensayos». Ambos investigadores habían creado una mezcla formada por moléculas simples de metano, amoniaco, hidrógeno y vapor de agua, que introdujeron en una vasija con agua. Su intención era reproducir la «sopa primordial», en la que presumían había nacido la vida en la Tierra por primera vez miles de millones de años atrás.

En definitiva, «el más sorprendente ensayo de la historia», que todos hemos estudiado en el colegio como la prueba de que la vida surgió de forma casual y espontánea, únicamente consiguió formar compuestos inertes, que nada aclaraban sobre el nacimiento de las primeras células vivas: las unidades básicas de todo ser, capacitadas para absorber nutrientes –alimentos– y reproducirse en nuevas células.

El mismo año que Urey y Miller realizaron su famoso ensayo –en 1953–, los biólogos James D. Watson y Francis Crick hicieron uno de los grandes hallazgos de la humanidad: descubrieron la estructura del ADN en forma de doble hélice, lo que complicaba mucho más la explicación de que la vida había nacido en la Tierra de forma casual. Por su logro, Watson y Crick recibieron el Premio Nobel de Medicina en 1962, convirtiéndose por derecho propio en dos de los científicos más influyentes del siglo XX.

Francis Crick siempre se caracterizó por dar a conocer sus opiniones de una forma clara y rotunda, sin medias tintas ni ambigüedades.

Por ello, pocos se sorprendieron cuando en 1973 publicó un artículo con el laureado químico Leslie Orgel en la revista Icarus (vol. 19). En dicho trabajo defendía una teoría que ya conocían muchos de sus compañeros científicos: que la vida en nuestro planeta había sido inseminada «por la actividad deliberada de una civilización extraterrestre».

Francis Crick era consciente –al igual que muchos otros genetistas– de que la estructura del ADN en forma de doble hélice parecía haber surgido de la nada, pues no se habían encontrado pasos intermedios previos a su formación. Por tanto, dedujo que la única posibilidad es que hubiera llegado a nuestro planeta ya conformada.

La probabilidad de que organismos vivos extraterrestres «aterrizaran» en nuestro planeta a bordo de un meteorito o por esporas empujadas a nuestro mundo a causa de la presión ejercida por la radiación de una estrella –tal como defiende la hipótesis de la panspermia–, es prácticamente nula según Crick, pues ningún organismo vivo resistiría a los rigores de tal viaje espacial.

Orgel y Crick escribieron en Icarus: «Como alternativa a esta teoría propia del siglo XIX –la panspermia–, nosotros consideramos la panspermia dirigida, la teoría que concibe que los organismos vivos fueron deliberadamente transmitidos a la Tierra por seres inteligentes de otro planeta. Concluimos que es posible que la vida alcanzara la Tierra de esta manera

En este video se presentan los últimos resultados de los análisis genéticos del cráneo del Starchild. Comprueban que parte de su composición genética no es humana.

En la conferencia Lloyd Pye explicaba con detalle sobre los últimos resultados de ADN relacionadas con su investigación a fondo de la llamada “Starchild Skull“.

Para más información visitar:

www.Lloydpye.com
www.starchildproject.com

//

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s