Abducciones/Anton Parks/encubrimientos/Evidencia E.T./Exociencia/Exopolitica/historia oculta/manipluación mental y educacional

“Neberu” vs. el Planeta X

Antes del extracto en cuestión veo necesario hacer una breve presentación de Anton Parks y sus trabajos (que olvidé en el anterior artículo.)

Las Crónicas del Girku son, por el momento, 3 libros de una serie de 6, de los cuales solo existen traducidos en español los tres primeros. Pero lo que hoy se expone aquí es una compilación (realizada por Gerry Zeitlin) de los publicados junto con partes de entrevistas al autor, el francés Anton Parks.

Parks nos trae una visión totalmente nueva y ampliada, en lo que se refiere a los Anunnaki y los reptilianos algo que ya fue en su momento abordado mediante la disertación de Michael Sokolov “Los Anunnaki y el rol de los E.T. reptiles” que  son grupos diferentes), y que constituye la recopilación de las experiencias de la “canalización” de un ser llamado Sa’am, el cual se identifica con el sumerio Enki, y el egipcio Osiris-Horus. Primeramente nos introducirá en las guerras previas antes de la invasión de la Tierra, para proseguir con lo acaecido en nuestro planeta, después.

En este punto es cuando al lector, antes de empezar, le pueden asaltar dudas acerca de lo que se nos mostrará  y su credibilidad. La palabra “canalización” suele implicar mediación de un “ente” que manipula al canalizado o poseído (por lo que, lo que nos diga el canalizado, puede ser todo mentira siempre o parte de verdad , en función de lo que al “ente” le interese). Pero en este caso, tal y como lo cuenta Anton Parks, da la impresión de ser mas bien un implante de memoria alienígena. Para ello pueden, si lo desean, leer antes el trabajo del profesor Corrado Malanga “Alien Cicatrix I y II″ en el cual trata el asunto de las abducciones y sobre el implante de memorias alienígenas en la mente del abducido, como método de salvaguarda de las experiencias de dichas entidades. Puede parecer una locura, pero como siempre, la realidad supera la ficción y con creces.

Lo que Anton Parks nos relata, dejará helados a muchos seguidores del masón grado 33, Zecharia Sitchin, lo que no quita que algunas de las cosas expuestas por Sitchin, dejen de ser ciertas.

Temas como el supuesto planeta Nibiru o la aseveración de que Enki y Enlil eran hermanos, no solo serán puestos en entredicho, sino literalmente tumbados. (será el próximo tema que postearé) También confluye su relato con el tema de la Tierra Hueca, parte muy importante no solo en su relato, sino en la comprensión de todo lo que acontece hoy en día en nuestro planeta Tierra. También nos hablará de la capacidad que tienen para viajar entre distintas dimensiones y surgirá, por supuesto, la zona conocida como “infierno”. De hecho, estas serían las diferentes zonas dimensionales según Parks y sería desde el KUR-BALA donde ellos poseen una vista y dominio completo hasta el KI, nuestra 3ª dimensión por lo que el famoso ojo que todo lo ve no estaría encima de nosotros, sino DEBAJO. También nos proporcionará datos acerca de las diferentes razas, planetas, emplazamientos, ciudades, personajes, naves, etc.

“La 1ª dimensión, KUR-BALA, es la “más baja” de todas. Los sumerios y los especialistas en las tablillas igualan a este lugar al “más allá”, pero el significado exacto de KUR-BALA es “el KUR del reino o de la dinastía”. En la Tierra, el KUR-BALA era el objeto de numerosas hostilidades entre los Gina’abul, porque quien quiera que sostenga el KUR-BALA se vuelve inevitablemente el amo de los KUR-GAL y los KI.

El amo de los KUR-BALA es literalmente “el ojo que todo lo ve” en la cumbre de la pirámide… ¡invertido, porque ve directamente hacia el KUR-GAL y el KI! Esto es porqué en las tablillas, KUR (o KUR-BALA) es a menudo traducido como “mundo enemigo” un lugar donde parece reinar el caos perpetuamente. Las primeras tres dimensiones de una clase e pirámide invertida con el KI representando la base y la dimensión KUR-BALA formando el pináculo. La gente ha sido conducida a mucha confusión sobre esta geometría del “pináculo”, ya que refleja las dimensiones sobre el KI (el ANGAL). Esta función, de la misma manera, pero de manera invertida desde el KUR o KUR-BALA. La más alta se sube en el ANGAL, mientras uno posea una mayor visión global del conjunto y ensamble de todas las dimensiones. Los habitantes de las dimensiones más bajas pudieran parecer bastante poderosos, pero realmente están limitados, y son reflejos inferiores de los seres en el ANGAL”

Neb-Heru, la Estrella de la Mañana

En mi apéndice para el Génesis de Adán, NEB-HERU, La estrella de la mañana, traigo numerosos nuevos elementos, en relación con la mitología, que explica que existía un planeta entre Marte y Júpiter, el cual yo llamo Mulge (la Estrella Negra). Este planeta era la base de los Diseñadores de Vida en el sistema solar. Yo he evocado su existencia en Le Secret des Etoiles Sombres.

“No estoy de acuerdo con la tesis del autor Zecharia Sitchin referente a Nibiru. Estoy ciertamente seguro que describe a Venus antes de que entrara en la órbita que nosotros conocemos ahora.”

Pude ver en ese tiempo en el cual recibí conocimiento de esta historia, que Venus era entonces su satélite. La guerra que trajo a los Anunna contra sus oponentes hizo explotar a Mulge hace más de 10,000 años. Cuando Mulge explotó, su satélite (el futuro Venus) fue lanzado (eyectado) y vagó en el sistema solar durante varios miles de años.

En el corazón de los antiguos egipcios, Venus es Neb-Heru (el señor Horus), el vengador de su padre Osiris. Los textos funerarios explican esto maravillosa, y claramente asocian a Horus y después a los reyes difuntos (las imágenes de Horus) con la Estrella de la mañana.

He compilado ritualmente un gran número de documentos probando que Venus no estaba en el lugar en el que lo conocemos ahora, antes del año 3000 AEC. Numerosos mitos relacionan sus vagabundeos en el Sistema Solar. Hablo de esto en mi apéndice. En este punto estoy, así, de acuerdo con el trabajo de Inmmanuel Velikovsky (Mundos en Colisión – Worlds in Collision).

(Comunicación Privada)

El Génesis de Adán incluye un apéndice de este nombre, resaltando lo que dicen los antiguos textos respecto al planeta Venus, el cual llaman (entre otros apelativos) la estrella de la mañana, la cual ellos describen como habiendo sido una estrella vagabunda (“astro”), antes de tomar su actual posición en el sistema solar.


Como él dice, esta interpretación fue desarrollada por
Zecharia Sitchin en Mundos en Colisión.


Sí, sabemos cómo Velikovsky iba de la mano del genial
Carl Sagan. Esperamos que nuestras páginas pudieran ayudarles a revestir el asunto, el cual ha servido para privar a generaciones enteras del conocimiento, el cual es su derecho de nacimiento.


Parks examina un número de singulares documentos que confirman, en parte, las propuestas de Velikovsky, así como los eventos cósmicos descritos en el Génesis de Adán, involucrando al “astro” Mulge-Tab (compañero de Mulge). El más elocuente de éstos documentos son los textos funerarios egipcios, pero otros son iguales de convincentes.


Aquí está una breve reseña (parafraseada del Génesis de Adán) del método que Parks usa para desarrollar su escenario “Neb-Heru / Estrella de la Mañana”.

  1. Documenta la total convicción de los mesopotámicos acerca del lugar de origen de sus dioses. Fije contra esta ideología los recientes descubrimientos astronómicos referentes al sistema solar.

    Esto sirve para restablecer una verdad hace mucho distorsionada por autores tales como Zecharia Sitchin, quien deseaba ver en un miembro errante del sistema solar, el hogar original de los “dioses” Anunna de los textos mesopotámicos.

  2. Tentativa de identificar este perturbador objeto celestial. Se ha encontrado a ser mencionado en el Rig-Veda hindú. Saque usted los paralelos entre este texto védico y la ideología egipcia. Observe que hay una fuente en común.

  3. Establezca que Enki y Osiris eran un mismo personaje. Esto conduce a la posibilidad de autenticar las afiliaciones anfibias de Enki-Osiris (Sa’am), así como su consanguinidad con los Diseñadores de Vida Abgal de Sirio – aquellos que fueron considerados ser KIR-IS-TI. Juntos, estos factores conectan al Kiristi con el Cristo, simbolizado por la Estrella de la mañana en los pasajes herméticos en la Biblia. Esto, a su vez, conduce a interpretaciones del significado de las varias cruces encontradas en diferentes partes del mundo.


    También, explore la tradición de sacrificio de los
    Dogones, la cual recuenta la muerte de Nommo, el “Cristo” de Mali. En consecuencia de este sacrificio, el universo fue interrumpido, junto con las posiciones de las estrellas. Todo esto da por primera vez la oportunidad de asimilar el sacrificado Nommo celestial a un cuerpo celestial, cuya destrucción produjo el nacimiento del planeta Venus.

  4. Haga un estudio cercano de los orígenes y formación del planeta Venus, como visto por diferentes culturas. Note que Venus siempre nace de la destrucción de su progenitor.

  5. Explore las conexiones entre varios mitos que ven al planeta Venus como habiendo causado inundaciones sobre las edades. Notando que en las tradiciones mesopotámicas, Venus y su progenitor llevaban los nombres Neberu y Mulge, comienza a entender la hermética ideología de los egipcios que vieron en el desmembrado Osiris el cinturón de asteroides. Descubre que el árbol destruido del horizonte y la colina primordial de la cual emergió el nuevo sol (Venus) forman una identidad: una imagen celestial de Osiris en el cielo.

Osiris simboliza la colina de los antiguos dioses (Kadištu), porque él es su representante en la Tierra. Horus, el Vengador, el hijo póstumo de Osiris representa la Estrella de la Mañana. Muestra que los varios faraones (imágenes de Horus) todos simbolizan a Venus. Descubra a través de un estudio de los textos funerarios egipcios que el alma de los faraones debe hacer el viaje celestial que permite al reunión del cuerpo desmembrado de Osiris en el cielo, y la restauración del previamente interrumpido universo.


Para eso, ellos deberán seguir el antiguo sendero de Neb-Heru (Horus-Venus), la órbita que va desde la luz hasta las sombras. Todos estos descubrimientos conducen a la resonante evidencia que el astro Neberu mesopotámico y el Neb-Heru egipcio forman la misma imagen astral. Consíga una gráfica mostrando un posible pedacito de la trayectoria quebrantadora del objeto.

Dicho de otro modo: había, de hecho, un objeto errante en el sistema solar, el cual fue ocasionalmente altamente quebrantador para la Tierra (y para otros planetas). Su nacimiento, producido por la destrucción de otro cuerpo celestial fue observado por los humanos, como era su eventual suposición de una órbita solar estable. Nosotros lo conocemos como Venus. Nunca fue el hogar de los dioses, y no existe tal lugar asociado con el sistema solar.


Pero hay profundas conexiones entre este objeto – Venus – y Horus/Neb-Heru, con Osiris identificado como su progenitor.


“Neberu” vs. el Planeta X

Parks primero examina las afirmaciones de Zecharia Sitchin de que los sumerios colocaron los orígenes de los Anunnaki sobre un planeta errante que ellos nombraban “Neberu” o “Nibiru“.


Este planeta, según
Sitchin, posee una órbita altamente elíptica de un período de 3,600 años terrestres.


Sitchin aparentemente deriva esta idea solamente de la tablilla de arcilla “VA-243”, la cual, él cree, muestra al misterioso astro girando alrededor del sol.

Pero esto no es una especie de documento astronómico.

Contiene tres líneas de texto, simplemente indicando:

“Dusbsiga (un nombre personal), Ili-Illat (nombre personal), su sirviente”.

No hay alusión a Neberu y ningún rastro de este planeta como el hogar de los “dioses” Anunna(ki). Ni existe ninguna tablilla que declara tal cosa.


¡Repito, No existe ninguna!


[Si la hubiera], el mundo entero podría verificarlo, cosa que definitivamente no ha sido hecha hasta el presente. Insisto y demuestro esto en mi libro reciente. No estoy pidiéndole a nadie que crea palabras que he estado recibiendo, afirmando “esta versión es mejor que cualquier otra”. Por el contrario, debo insistir que Sitchin no parece conocer la verdad acerca de esas tablillas que él pretende analizar. De otra forma, hace ya tiempo hubiera él dado referencias a aquellas tablillas, que un impetuoso puñado haya exigido de él por años…


En ninguna parte hay ninguna alusión escrita, tal como “el Anunna de Neberu” o “los dioses de Neberu” o “ellos descendieron de Neberu”. [GMSS]

Por el contrario, todos los textos mesopotámicos evocan un lugar único de origen para los Anunnaki, claramente denominado Dukù, que su significado es “montículo sagrado” o “santo montículo”.


Los Gina’abul-Anunna y los sumerios tenían el hábito de usar los términos “montaña” o “montículo” para nombrar poéticamente los lugares celestiales en el cielo, y más precisamente estrellas y planetas. Los sumerios utilizaron este mismo término Dukù para señalar capillas en Eridu y Nippur, en honor de la cima primordial de la colina de los “dioses”.


No hay necesidad de buscar ninguna conexión entre el Dukù y Neberu: No hay ninguna.


Pero Neberu juega un papel clave en la tesis de Sitchin. Los Anunnaki necesitaban el oro de la Tierra para colocar en la atmósfera de su abatido planeta para arreglar la luz solar. Esto estaba supuesto a ayudar a retener la atmósfera.

Así, la necesidad de las minas de oro y de esclavos humanos para trabajar en ellas.

Pero como se explica en Le Secret des Etoiles Sombres, el oro servía para un propósito radicalmente diferente, con relación al secreto de la inmortalidad.
Mientras tanto, ni Sitchin ni nadie más ha identificado una sola palabra de apoyo para el oro-en-la-atmósfera, en la mitología mesopotámica. Además, el mismo nombre Neberu (Nibiru) es raramente encontrado, y cuando lo es, parece estar asociado con el planeta Júpiter o con Mercurio.


Si de hecho existe Neberu, ¿no sería este uno de los objetos recientemente descubiertos (desde 2002) en la periferia del sistema solar? Miremos sus características:

NOMBRE DIÁMETRO, KM ÓRBITA PERÍODO, AÑOS COMENTARIOS
2002 LM60 “Quaoar” ~1300 Casi circular, sobre todo más allá de Pluto 287 El objeto Más grande conocido del cinturón de Kuiper
2003 EL61 “Santa” Longitud 2300 (alargado) = diámetro de Plutón Trans-neptuniano, inclinado Dos pequeños satélites
2003 VB12 “Sedna” ~1800 Transneptuniano, 3x el diámetro de Plutón o de Neptuno, perihelio 76 UA 10500 Miembro de la “nube de Oort interna”
2004 DW “Orcus” 1600 Transneptuniano, perihelio 30.5 UA, 2:3 resonancia con Neptuno 247.5 Planeta menor de hielo
2005 FY9 “Easterbunny” 3/4 el tamaño de Plutón Transneptuniano, perihelio 38.5 UA 310 Cinturón de Kuiper
2003 UB313 “Eris” 2600 Perihelio 38 UA 557 En el “disco esparcido”, justo más allá del cinturón de Kuiper

Muchos de éstos tienen órbitas altamente alargadas, sin embargo todos transneptunianos, esto es que ellos nunca se acercaron a la orbita de Neptuno – requerimiento mínimo, se podría pensar, para que los mesopotámicos los vieran volando a través del cielo. Y ni uno de ellos tiene un período orbital en ninguna parte en cerca de 3.600 años.

¿Podría Neberu ser uno de esos?


También hay un problema que proviene del nombre dado a Plutón por los sumerios y los acadios: ŠU-PA. Sitchin traduce esto como “el supervisor de SU”. Parks explica por qué esto no puede ser correcto, y opta por traducir ŠU-PA como “el control de la ramificación (punto de quiebre)”, significando el planeta que controla los astros y planetoides situados fuera del sistema solar. Los Sumerios reconocieron a Plutón como el primer planetoide de una familia muy grande.


Parks también observa que las descripciones del sistema solar citadas por Sitchin para validar su tesis, todas implican la presencia del cinturón de asteroides. Nosotros veremos que esto data de aproximadamente hace 10.000 años. Varias otras tradiciones distintamente sostienen esta noción, como también veremos.

Es decir, todos nosotros notamos el hecho de que los astrónomos mesopotámicos sí parecían bien familiarizados con un oscuro Neberu, cuyos periódicos pasajes asustaban a todos.


Parks propone que los “dioses” sumerios conocían bien el sistema solar, incluyendo la posición de Plutón. Pero los “dioses”, y por consecuencia los mesopotámicos, no han sido capaces de tabular los planetas más allá de Plutón, porque son innumerables.

Y esto corresponde bien a la manera en que recientes descubrimientos astronómicos están señalando. Es perfectamente posible que un planeta que coincida con las características del Nibiru de Sitchin pudiera ser algún día encontrado.

Pero, ¿qué lo podría calificar para ser el “10º planeta” (el 12avo según la cuenta de Sitchin)?


Y en cuanto a que tal planeta es el planeta original de los “dioses” sumerios, las tablillas de arcilla y todo el trabajo de Parks afirman otra cosa. Pero el trabajo de Parks no está ocupado con este asunto.

Su Neb-Heru, la Estrella de la Mañana, como apéndice al Génesis de Adán está dedicado a demostrar que en cierta época de nuestra historia, un astro – un objeto celestial; en este caso un planeta – que ya era parte del sistema solar, fue desplazado, y fuertemente perturbó a todos los planetas de su sistema durante un período de varios milenios.

Y este planeta es fácilmente identificado.

El Nibiru de Sitchin y la Longevidad de los Anunnaki


A través de sus libros y sus charlas públicas, Zecharia Sitchin ha atribuido la notable longevidad de  los Anunnaki a su lugar de morada y hogar, el planeta Nibiru, cuyo período orbital es de 3.600 años terrestres. Esto, dice el, significa que cada año de la vida de un dios Anunnaki equivale a 3.600 años de la vida del humano de la Tierra.


Que nadie haya desafiado a Sitchin en esta loca idea es un tributo a la calidad de culto de sus seguidores. Sin embargo, él fue una vez desafiado – por mí, en una aparición pública en el área de la bahía. Yo simplemente le pregunté cómo él pudiera justificar la aseveración que la longevidad y el envejecimiento están vinculados a la longitud de años de un planeta.


Su respuesta: “Siguiente pregunta”.

Los siguientes posts tratarán de:

· la falsa fraternidad entre Enlil y Enki,

· las minas de oro y la inmortalidad de los dioses

· y lo circundante al origen de los Gina’abul.

Fuentes

http://todoestarelacionado.wordpress.com/2012/05/10/las-cronicas-del-girku-libro-pdf/

http://www.bibliotecapleyades.net/vida_alien/secret_darkstars/secret_darkstars_addsp03.htm

3 pensamientos en ““Neberu” vs. el Planeta X

  1. Hola, gracias por estos artículos son muy interesantes. Me gustaría saber dónde puedo encontrar los tres libros de Anton Parkes traducidos al castellano, he encontrado y descargado El secreto de las estrellas oscuras y algunas entrevistas y extractos de los otros. En la página web de Parkes únicamente tienen éste en castellano y, la verdad, siento que me estoy perdiendo algo, siento una necesidad imperiosa de leerlos, pues en mi opinión son una revisión de la biblia judeo-cristiana que aporta las verdades que nos han sido escamoteadas. En fin, si tenéis noticias hacédmelo saber. Muchas gracias.

    • hola, gracias a ti. Solo hay una traducción de los 2 primeros, el resto en castellano no esta. Yo me estoy leyendo los 6 primeros de los 8 que hasta ahora ha sacado, y un noveno próximamente. Si hubiera alguna traducción de sus libros colgaría extractos por aquí como he hecho con sus 2 primeros.

      http://www.antonparks.com/main.php

      • Ok, gracias. Tendré que leerlos en inglés, se me va a hacer duro pero no creo que aguante a las traducciones. Saludos.

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s