control de masas/fraudes/manipluación mental y educacional/matrix/Medios de comunicación/Sociedadesecretas

Panem et circenses

Este es un tema del que somos conscientes en menor o mayor grado, aunque el menor grado sea nada.

Pan y circo es  una locución latina peyorativa de uso actual que describe la práctica de un gobierno que, para mantener tranquila a la población y ocultar hechos controvertidos, provee a las masas de alimento y entretenimiento de baja calidad morbosos, carentes de moral y ética.

Fue Juvenal que acuñó este sistema, un mecanismo de poder influyente en la misa Roma “Panem et Circensus”, literalmente “pan y circo”, era la fórmula para el bienestar de la población, y por lo tanto una estrategia política. Esta fórmula ofrece una gran variedad de placeres tales como: la distribución de alimentos, baños públicos, gladiadores, animales exóticos, las carreras de carros, competiciones deportivas, y la representación teatral. Fue un instrumento eficaz en manos de los emperadores para mantener la población dócil, y al mismo tiempo, dándoles la oportunidad de expresarse en estos lugares lúdicos.

En su contexto, la frase en Latín panem et circenses («pan y juegos del circo») es dada como la última atención del pueblo Romano, quien había olvidado su derecho de nacimiento a involucrarse en la política. Juvenal muestra su desprecio por la decadencia de sus contemporáneos Romanos. Los políticos Romanos visualizaron un plan en el 140 a. C. para ganar los votos de los pobres; Al regalar comida barata y entretenimiento, los políticos decidieron que esta política de “pan y circo” sería la forma más efectiva de subir al poder, mantener cegada a la plebe y bajo control.

 

La vieja fórmula de los emperadores más corruptos del Imperio Romano sigue teniendo vigor a merced de la “democracia” imperante. Basta un poco de pan (cerveza y comida basura) y mucho circo (aunque el fútbol es el circo nº1, otros le siguen en la lista, incluyendo otros deportes, el consumismo, películas y todo tipo de entretenimiento basura de la TV, realities shows, etc.), mucho espectáculo, cuanto más degradante mejor, para contentar a la plebe y que no se amotine, ni se preocupen por asuntos  encubiertos que les afectan directamente, carentes de libre albedrío, inconscientes de estar siendo zombificados/estupidizados, distraídos, programados y adoctrinados, creyendo ser libres. Los esclavos no tienen derechos y los patricios viven con un lujo insultante.

Hace 20 años, la pasión se desbordó en todos los sentidos: los aficionados, trastornados con algunas cervezas encima y mucho ardor en búsqueda de la victoria, ocasionaron uno de los peores desastres del deporte contemporáneo, en respuesta los estamentos legales correspondientes tomaron medidas de control. Como bien dice el dicho popular “Muerto el niño, tapan el pozo”, el fútbol es el mejor circo actual y los gobiernos sus mejores promotores para hacer olvidar a la sociedad sus problemas y el arrebatarles sus derechos; derechos que nuestro antepasados ganaron con sangre y ahora se regalan afablemente y con temor.

Llevamos un cuarto de siglo de degradación constante. Uno de los efectos maléficos del sufragio universal es que los políticos prometen tentaciones y vicios bajo capa de libertad y la plebe carente de voluntad propia y pensamiento independiente se guía por inercia.

Poeta Romano Juvenal (circa 100 AD, sátira X)

… Hace ya mucho tiempo, de cuando no vendiamos nuestro voto a ningún hombre, hemos abandonado nuestros deberes; la gente que alguna vez llevó a cabo comando militar, alta oficina civil, legiones— todo, ahora se limita a sí misma y ansiosamente espera por sólo dos cosas: pan y circo.

El pueblo, embrutecido, emplebeyecido, gusta de todo eso como el puerco se refocila y come su propio vómito. Cuando reacciona no lo hace por motivos verdaderamente espirituales, por conversión, por aversión a un gobierno esclavo de los mercados, putrefacto e inmoral; sino que lo hace buscando remedio a alguno de los males que se le hacen inaguantables, sin perspectiva visual más allá de su nariz, cúlpando  sin conocimiento de su irresponsabilidad, colaborando con aquellos que le someten y se rien de él. Forma piquetes contra los delincuentes, hace huelga cuando le van a despedir, vota candidaturas nacionales porque está harto de que los inmigrantes le hostiguen y le roben, le desprecien en su propio país y le quiten el puesto de trabajo. Pero no hay nada noble en ello; es puro egoísmo mal enfocado además, aunque sea lícito.

Los romanos tenían razón: “Al pueblo pan y circo”, y el mundo occidental siguió al pie de la letra la filosofía romana. En la capital del imperio y en otros coliseos dejaban matarse a diferentes personas mientras les aventaban a las tribunas trozos de pan; hoy, las cosas han cambiado un poco, y aquellas batallas épicas se han convertido en grandes encuentros deportivos, principalmente fútbol y otros entretenimientos televisivos. Es cuestión de tiempo que la ciencia ficción llegue al entretenimiento actual (Death race, Perseguido y Los juegos del hambre son algunos ejemplos) e incluso la sobrepase; quien sabe si dentro de no mucho se permite la muerte de las personas como antaño, las ambiciones del hombre y/o de quienes están por encima de el, al parecer no tienen límites.

Este es el pésimo circo y poco pan de nuestros días: la persecución de metas irrealizables, creadas al efecto para confundir al personal, y la división entre trabajadores, buscando cabezas de turco sobre los que desahogarse y verter la rabia y frustración que se genera de su infeliz vida y fracasada búsqueda exterior de las esperanzas que le venden.

Ciertamente vivimos una crisis de vínculos afectivos, familiares, laborales y sociales. Se puede decir, incluso, que estamos inmersos en una sociedad fragmentada y dividida (divide y vencerás), en la que paulatinamente se ha ido perdiendo el sentido de humanidad: la responsabilidad por el prójimo y por la sociedad, la búsqueda de condiciones cada vez más humanas para todos, el reconocimiento y defensa de los derechos humanos, la promoción de valores éticos objetivos…

Asimismo, es un hecho que las condiciones del trabajo han cambiado sustancialmente, pues de la época en que el trabajo estable daba cohesión a la sociedad, —precisamente porque era una escuela de aprendizaje, de relación humana, de ayuda mutua, de compañerismo y de acción social—, hemos pasado al trabajo inseguro, inestable, precario, y los lugares de trabajo muchas veces se constituyen en espacios de competencia psicópata, de lucha por la sobrevivencia, de egoísmos, de “sálvese quien pueda”, además de que trabajamos más horas que los esclavos romanos.
El autismo es quizás una de las enfermedades más angustiosas que existen. La persona que la sufre está encerrada en su propio mundo y le cuesta mucho interactuar con los demás. La pena es que cada vez hay más autistas sociales. No son personas que sufran una enfermedad de la mente que les impida relacionarse con otros. Son hombres y mujeres que a fuerza de no desarrollar auténticas relaciones humanas ajenas a la cosificación predominante en una sociedad que ya está enraizada en valores neopaganos y hedonistas, han perdido la capacidad de establecer auténticas amistades, auténticas relaciones de pareja. Quien pierde la capacidad de demostrar sentimientos verdaderamente humanos, que no sean meramente un afán por el contacto sexual o una idolatrización de lo meramente lúdico, se convierte en un enfermo espiritual y social. De la misma manera que la mirada de un autista tiende a ser vacía, el corazón de los autistas sociales está vacío. Lo miras y no encuentras nada.
Todo artimaña que planean se lleva a cabo a base de cortinas de humo y lo comentado anteriormente,  en todo momento mantener a tu mente ocupada, prisonero y cegado en esa pequeña celda, juegan con tu inconsciencia pero a la vez pueden estimular tus ansias de liberación. Además de todo ello es un tema que da para mucha tinta, refiriéndome a temas interrelacionados y no es algo que tenía pensado añadir; el hecho de estas entidades de los que hemos hablado alguna que otra vez , las cuales sospecho que están muy presentes en estas aglutinaciones de ocio para alimentarse de toda emoción vibracional baja que es lo que mayormente abunda.  Al parecer a alguien tal vez no demasiado humano le interesa someternos a un estado de confusión, miedo, inseguridad y engaño. Somos esclavos y un recurso natural al parecer muy preciado, la conciencia y el autoconocimiento, son la clave para liberarse de según  que control mental, parásitos y de uno mismo, algo que marcará la diferencia y el discernimiento ante todo engaño que se nos presente, ante todo aquello que sea una ilusión, un espejismo. En la vida no tenemos como en el ordenador el botón de deshacer cuando escribimos, ser consciente será lo que no nos haga pensar en esta analogía. Por último simplemente decir que no vendamos o que recuperemos la mente que nos pertenece y que tratemos de estar cerca de nosotros mismos, escuchándo nuestro interior y confiando antes en nosotros mismos que en sádicos y lúgubres intereses ajenos.

Fuentes

http://perso.wanadoo.es/mce-aje/apostillas2002.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Panem_et_circenses

http://desalmado.blogspot.com.es/2011/09/pan-y-circo-fantasias-y-actos-de-fe.html

http://elrincondeyanka.blogspot.com.es/2007_09_01_archive.html

5 pensamientos en “Panem et circenses

  1. ea esta es la realidad si sr, nos las hemos apanado de maravilla para manifestar la anticreacion, y aqui la tenemos en toda su crudeza, gente zombidizada por todos los frentes posibles, sin amor propio,, dificilmente por los demas- sangre en las venas, orgullo o valores, un proceso de deshumanizacion grande que se hace insoportable en las grandes urbes,,,la mayoria estamos habituados a toda esta basura aunque muchos la vayamos soslayando en la medida de lo posible y cada vez la toleremos menos.
    Que decir,,everything will be ok in the end, and if it is not ok, then is not the end

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s