Cambio de era/Paz/Salud

Conscientemente

Este escrito es un borrador que tenía guardado y que he ido completando durante algún tiempo, sólo es un mero desglose personal reflexivo intento de plasmar mis percepciones e interpretaciones equívocas o correctas.

El concepto de fin al igual que el miedo en mi comprensión no existen, sólo la ilusión que nosotros creamos en base a nuestra limitada comprensión y abstracción de nosotros mismos y nuestra naturaleza. A macro y micro escalas, cambios y ciclos prevalecen junto al infinito viajando a través de estos. Fin=Cambio/transformación. Con la disidencia de la utopía se fraguó la estructura de la indiferencia. Los límites nos los marcan desde que nacemos y nuestro ego hace el resto del trabajo, que pasaría si hubiéramos nacido en un mundo donde el infinito potencial del ser humano fluyese como la hoja que flota por un río.

Un poder mundial en la sombra moviendo los hilos que desea (tal vez no ellos sino a quienes sirven, posiblemente extraterrestres o seres interdimensionales o mejor dicho ambos) un centralización global fascista, una pequeña élite poderosa controla el mundo y la libertad de sus habitantes, esto a grosso modo es de lo que uno se percata tras no demasiada investigación y una mente abierta, aunque los conocimientos no es lo único que importa uno puede tener intelecto, conocimientos pero tener una mente muy cerrada, sistemas de creencias fuertemente asentado, arrogancia y en definitiva una falta de habilidad de sacar provecho a esos conocimientos en lo que se refiere a la percepción de uno mismo y de la realidad.

Entrando en profundidad sobre esa “élite”, decir que su poder es ninguno y su libertad no es mayor de a quienes les privan de ella, son más esclavos y sirvientes que a quienes someten y estos lo permiten, seres perdidos inconscientes presos de sí mismos reflejando su lúgubre residuo de sí mismos, como el alma en pena que vaga errante durante tanto tiempo que ha olvidado que buscaba la luz en su camino, debido a esta confusión y miedo toma la oscuridad como única opción, seguridad y realidad, cuyo destino residen en la autodestrucción. Repito su poder real no existe como tal, el deseo de controlar y someter solo refleja un inmenso MIEDO e INSEGURIDAD, así que nos tienen encerrados en su misma cárcel vibracional de la que ellos nunca podrán salir y estarán limitados debido al estado de su ser, por contra nuestro camino es otro que pronto podremos retomar libres del control ajeno, recuperando nuestras mentes raptadas y violadas, recordando quienes somos y cual es nuestro propósito.

Un sistema educacional que lava el cerebro a las personas inconscientes, que como tal difícilmente pueden defenderse, inconscientes como el ganado, todo lleno de “conocimientos” académicos, que sellan a cal y canto la capacidad creativa y pensamiento independiente del individuo, la capacidad de ser críticos y ver más allá de lo que supuestamente creemos cierto, más allá de lo que no podemos imaginar. No hay nada mejor para un sistema esclavista e ignorante que alguien que sólo sepa de un tema y además adoctrinado al 100%.

La adoctrinación llega a tal punto que el símil o analogía es la de fanáticos religiosos que en este caso no actúan por sus “dioses” sino por conocimientos académicos, ambos sistemas de creencias que sobreponen el miedo a la razón, sirviendo fielmente al sistema, donde en lugar de quemar a las personas como antaño, se desacreditan, ridiculizan, encarcelan, drogan y gran parte de los casos asesinan o se produce una muerte lenta, indigna y humillante.

Los massive multimedia como medios de desinformación pura y dura dejan en la más absoluta confusión al espectador, además de un servicio gratuito de lavado de cerebro, esto no justifica que el receptor de información venda su mente a nadie, al igual que con el aspecto económico o de “poder” uno venda su alma, como en sociedades secretas, industria musical y otras industrias del “show”. Como en la película de “están vivos”, la parabólica que va repitiendo “dormir”, eso es lo que buscan estos psicópatas, que los humanos no sean conscientes de otros mundos dentro de este y estén lo máximo alejados de sí mismos ahogados en la confusión, como un pez sediento en medio del mar.

Los sistemas de creencias existen dentro de unos limites y una ilusión, todos nos regimos por ellos la cuestión es en cuales, cuanto y en que grado esto afecta a nuestra percepción de la realidad y acción consecuente con esta. No nos escuchamos por ello no escuchamos a otros, algo que me sobrevino hace tiempo es el hecho que tendemos a escuchar lo que queremos escuchar en el 99% de los casos y no escuchamos puramente en el sentido de la palabra, conversaciones en las que el feedback es a veces nulo, cada parte sólo quiere decir lo que quiere independientemente si esta relacionado o no, muchas de las veces imponiendo los propios sistemas de creencias, quizás diplomáticamente pero entre líneas se hace en la intención, alterando y manipulando el libre albedrío (el poco que tenemos o creemos tener).

“Dejemos escapar el miedo a lo que otras personas puedan pensar de nosotros y empezar a vivir y expresar nuestra propia singularidad en nuestro estilo de vida, opinión y realidad. Cuando salgamos del rebaño, y suficientes de nosotros lo hagamos, dejará de existir el rebaño.

Permitir a los demás la libertad y el respeto a expresar su singularidad, sin el miedo al ridículo y a la condena por el delito de ser diferentes. Cuando lo hagamos, dejaremos de ser perros pastores que mantienen el rebaño a raya.

No tratar de imponer las propias creencias o realidad a nadie, así que siempre se respete la libertad de los demás a tomar distintas decisiones. Este es el punto de equilibrio que impide el libre albedrío de una persona se imponga sobre otra.”

D. IckeLos Hijos de Matrix

Un mundo donde reinase la salud, donde todos y cada uno de nosotros se escuchase a sí mismo, supiera que alimentación le sienta bien y cual no, se escuchase y por ende escuchase su entorno, un mundo donde fuésemos conscientes de que esta vida solo es un paseo y que debe vivirse plenamente sin temor a la muerte (malinterpretada como el fin, como artimaña de seguir creando límites y miedo), un simple cambio, transformación cuyo único fin es el de un ciclo, un ciclo cuya onda sinusoidal se haya en su punto de cambio. El temor del individuo a la muerte se halla en el sentimiento de llegar a ésta sin haber vivido plenamente. Cualquiera que sea el modo de meditación introspección que uno practique este no sólo aportará salud y calidad a su existencia, sino más consciencia y comprensión sobre uno mismo y por tanto de su entorno reflejando a uno mismo constantemente, ya que en mi comprensión todo nuestro alrededor es un espejo en su máxima expresión.

Donde la tecnología no fuera ensalzada y enfocada a un sistema de control monetario y totalitario a expensas de la verdad del hombre, una ciencia cuya búsqueda sea la propia de la ciencia, la verdad. Ciencia que se destinase al beneficio y prosperidad del hombre no a su dominio y subyugación. Entidades cegadas ante el “poder” tecnológico cuya búsqueda de evolución espiritual claramente no viaja en armonía. La resolución de almas perdidas y sin amor quienes se han abandonado tanto a si mismos y a su esencia, han olvidado su identidad, como dije anteriormente, esclavos de si mismos con menos libertad de la que otorgan a sus víctimas. Entidades inconscientemente puramente egoístas que como agujeros negros absorben toda la luz de su entorno debido a que no son capaces de encontrar la suya propia, seres que han olvidado que tienen corazón y realidad que han creado, cuyo único fin es la autodestrucción llevándose consigo todo el sufrimiento y miedo posible de su entorno antes que mitigar sus actos y buscar la luz, la oscuridad se ha vuelto su hábitat y el territorio que dominan, al que se han acostumbrado. Pero, como dualidad que habitamos, parece ser esa es la naturaleza de los ciclos, ¿dónde esta el equilibrio? ¿es todo una lucha constante? Mi perspectiva de los hechos es que debemos aprovechar los ciclos de luz para expandir nuestra consciencia lo máximo posible y comprender esta o múltiples dentro de la misma realidad que nos rodea.

Energía libre en cada cuadrante necesitado, donde el dinero, ese mecanismo de control mundial quedase en el olvido substituido por un respeto a nuestro hogar, respeto propio y respeto mutuo. Donde los medios de transporte fueran cuánticamente mejores, limpios e infinitos respecto a los actuales prehistóricos, esclavistas y sucios. Donde la ciencia estudie ciencia que se base en la creación no en la destrucción para transmutar la energía. Donde los sistemas educativos, educasen en vez de la adoctrinación que los regenta, enseñar a pensar por sí mismos a ser críticos, individuos pensantes que escuchasen su corazón, y que de ahí surgiese la verdadera creatividad e innovación, que se enseñase la verdadera historia, verdadera ciencia aplicada, la importancia geométrica del universo; todo ello es un entramado de muchos ámbitos corruptos como para que el lector que desconozca estos temas pueda tener una vaga idea.

Un lugar donde la enfermedad se contemplase como una rareza pues todos los seres estarían íntimamente en contacto consigo mismos escuchándose así como a la naturaleza, con conocimiento de lo que otorga la Tierra y de la capacidad consciente de autocuración sin necesidad de terapeutas, porque cada uno sería su propio terapeuta, cada uno sería maestro y líder, maestro creadores como cita V. Brossa, quienes velasen por la seguridad de su legado y respetasen el conocimiento de sus ancianos.

Un lugar donde la familia fuera todo el mundo, carentes de núcleos de control, carentes de leyes y gobierno ya que cada uno sería responsable de si mismo y actuaría en consecuencia de forma sensata, carente de un núcleo de condicionamientos, como explica Wilhelm Reich en su libro “La Familia Autoritaria Como Aparato de Educación”

Habría un tiempo mínimo para el control de alimentos y supervisión tecnológica. El tiempo podría emplearse en diferentes ámbitos, ya sea como diplomático, exploradores interestelares, estudiando conocimientos (sin ocultación de los mismos) y sobretodo enfocados a una vida en armonía con nosotros mismos, seres espirituales viviendo una vida como tal, centrada en el autoconocimiento y el crecimiento espiritual y personal.

No somos quienes creemos ser, y creemos quienes somos para juzgar que estamos por ejemplo “despiertos” o que otros están dormidos, evidentemente todo es cuestión de grado pero son palabras utilizadas muy a la ligera, pues se condena a los dormidos jactándose de ser seres despiertos cuando la realidad sea que lo que sabemos es una gota y lo que ignoramos es un océano, mortales viviendo como inmortales. Todo se rige por ciclos y tras estos ciclos nosotros podemos ir expandiendo nuestra consciencia y autoconocimiento ergo el conocimiento de lo real. El despertar propiamente va más allá de lo que podamos llegar a imaginar, hasta donde alcanza mi comprensión de la realidad. Recalcar el concepto de que todos somos uno, por tanto somos todo aquello que vemos sea de nuestro agrado o rechazo. Siento al 100% que este concepto es así, aunque los infinitos sistemas de creencias que queramos determinar lo nieguen, al igual que la reencarnación como ciclo constante. Nuestro entorno es ilusión, nuestros sentidos no dejan de ser sistemas de creencias que perciben de una manera muy limitada la realidad que les envuelve, lo único de lo que realmente puedo cerciorarme que es real es el amor infinito que reside dentro de cada ser en su corazón, un sentimiento de amor conectado a la fuente, dios o como quiera llamarle, un puente entre lo finito y lo infinito, haciendo lo imposible posible.  Dios (palabra con demasiadas connotaciones e interpretaciones) esta dentro de cada uno de nosotros, es nuestra elección querer ser conscientes, aprender a escuchar, sentir la divinidad dentro del corazón, la alegría y paz que ahí reside. Nuestro potencial y creatividad es infinita así lo es la fuente que sólo existe para dar, dar, y seguir dando. Ser felices es lo único que importa pero no hablo de felicidades de imitación temporales y transitorias, sino de algo que perdura en cada aliento de tu vida, intemporal e inquebrantable, un paz que puede experimentarse en medio de una batalla. La muerte sólo es un cambio, nada de lo que preocuparse excepto de vivir plenamente y apreciar el milagro del aliento. La muerte nos sonríe a todos, devolvámosle la sonrisa.

Nadie es mejor ni peor que otros, simplemente cada uno se encuentra en estados evolutivos diferentes esto no determina su calidad como ser, nuestro limitado e inconsciente juicio lo hace. Todos somos perfectos aunque se nos haya condicionado a buscar los defectos y diferencias. Todos incluidos lo et, formamos parte del mismo juego, vamos a bordo del mismo barco a bordo de la misma matrix, pero no vemos y nos dedicamos a empujarnos unos a otros por la borda en vez de colaborar conjuntamente, recordar y disfrutar del viaje.

Una raza humana que escupirá de una vez por todas el chupete y empezará a crecer con madurez y sensatez, siendo consciente y responsable de si misma llevando a cabo este crecimiento como raza a lo largo de las dimensiones y de lo desconocido siempre con humildad.

No es necesario alcanzar el óbito para encontrar la felicidad en el cielo, podemos sentirla aquí mismo, el utópico cielo ya está aquí. Con la disidencia de la utopía se fraguó la estructura de la indiferencia y conformismo.

Si me preguntasen sobre el ciclo-cambio evolutivo que se acerca e intuimos a la vuelta de la esquina diría lo mismo que le dice Morfeo a Trinity cuando Neo despierta estirado en la mesa.

M- Después de tanto tiempo por fin le hemos encontrado Trinity.

T- Espero que tengas razón.

M- Yo no espero nada, lo sé.

Se trata de vivir ahora, la vida esta aconteciendo aquí y ahora. Acabaré citando el final de una buena película.

¿Qué hora es? Ahora

¿Dónde estás? Aquí

¿Quien eres? Este momento

2 pensamientos en “Conscientemente

  1. Vaya, me ha sorprendido que a alguien se haya detenido a leerlo y le haya gustado, gracias por tu valoración, se agradece la verdad.

    Escritos por mí no tengo muchos a parte de este, zombieland, luchar sin luchar, parte del de “vivir sin miedo” y algún otro por ahí.

    Saludos.

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s