control de masas/manipluación mental y educacional/Medios de comunicación/Sociedadesecretas

Las crisis y el uso del miedo como mecanismos de dominación.

Se me asusta, pero yo no tengo miedo (León Tolstói)

(Una opinión de ANTIMPERIALISTA)

Los disturbios en Inglaterra, al igual que las cargas policiales en España contra el movimiento de los indignados, todo ello adecuadamente publicitado por los medios de comunicación sistémicos, deben ser interpretados como elementos de un mismo conjunto, pues ambos hechos forman parte de la puesta en escena de un mismo drama. Este drama no es otro que la representación mediática y espectacular del colapso controlado del Antiguo Orden (Régimen); un drama en el que la crisis financiera internacional y sus consecuencias (entre ellas los artificiales disturbios ingleses) son dos de sus principales protagonistas.

Desde mi punto de vista, el sistema de dominación patriarcal (este es el verdadero nombre del sistema que nos ha tocado vivir) necesita renovarse, con el fin de hacer más efectivo su poder. Ello es debido a que las viejas estructuras económicas y políticas de dominación ya no le valen (probablemente debido al proceso de globalización que ha experimentado el poder en las últimas décadas) y necesita crear otras nuevas. Este es el motivo por lo que el propio sistema de dominación patriarcal ha comenzado una especie de proceso de autodestrucción de todo aquello que ya no le es útil. Para tal objetivo está empleando, como principal herramienta, una de las más sofisticadas de las que, actualmente, dispone: los medios de comunicación de masas.

A través de la representación de diferentes dramas de magnitud planetaria, adecuadamente difundidos y amplificados de forma masiva por los medios de comunicación de masas, y “patrocinados” por la práctica totalidad de los gobiernos del mundo, se está tratando de condicionar al mayor número de habitantes del planeta, para que acepten como natural y necesario, lo que podríamos llamar, un Cambio de Régimen.

La crisis económica (desempleo, pobreza), la crisis climática (cambio climático, desastres climáticos), la crisis intercivilizatoria (guerras, terrorismo), la crisis energética (petróleo, nucleares), la crisis social (delincuencia, disturbios), la crisis política (corrupción, incapacidad), están siendo adecuadamente manipuladas por los diferentes gobiernos, intelectuales y medios de comunicación (tampoco conviene olvidar el importante papel jugado por la falsa oposición, como el movimiento de los indignados, que ha contribuido a dar una mayor sensación de realismo al drama) con el fin de llevar a la humanidad a una situación límite, donde ésta (o al menos la inmensa mayoría, pues con eso les vale) esté dispuesta a aceptar lo que sea con tal de poner fin a la insoportable sensación de estrés y de tensión a la que se la viene sometiendo desde hace varios años. *(Típica estrategia planeada con anterioridad en el tablero de juego, problema-acción-reacción). Ese “lo que sea” es muy probable que termine siendo la conocida como “Gobernanza Mundial” (pincha aquí para ver como los teóricos de la Gobernanza Mundial justifican a la misma, en base a las actuales crisis sistémicas).

Sea como fuere y por más lavados de imagen que se dé, el sistema seguirá siendo el mismo, es decir, el sistema patriarcal de dominación-sometimiento (la Revolución del sistema de la que hemos hablado en otras ocasiones, se quedará sólo en las formas), y, por lo tanto, nuestras posibilidades para alcanzar la libertad siguen siendo las mismas. En este sentido la libertad debe ser entendida como una decisión y no como un resultado, y sobre todo debe de estar alejada del perverso juego del poder, no sólo porque, como decía Nietzsche, “el poder idiotiza”, sino además porque la libertad es incompatible con el juego de la dominación sometimiento, implícito en el poder.

Por todo ello os animo a buscar la libertad, entendida como una propuesta colectiva, pero, ante todo, como una decisión individual.

Es posible que los poderosos y conquistadores no desaparezcan nunca, igual que sus sucios mecanismos de dominación (basados siempre en uso del miedo), pero eso no nos impide ser libres, pues la libertad es una decisión individual que tiene múltiples formas y que en última instancia depende sólo de uno mismo, no de nadie más. Como he dicho más arriba lo importante es la decisión, no el resultado, y querer ser libre es ya no querer seguir siendo alguien sometido. (*) Nosotros somos guardianes de este sistema como muy bien explica Icke, hay que deshacerse para empezar del que dirán y expresarnos desde nuestro auténtico ser sin censurarnos por condicionamientos y adoctrinamientos con un trasfondo de miedo e ignorancia.

FUENTE

(*) Comentarios por Mystic.

Anuncios

Dejar una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s