control de masas/Sociedadesecretas

La política como opio (o el idealismo como gran embaucador).

Esperar el paraíso en la tierra, tal y como propone la política, constituye la misma narcótica estupidez que esperarlo en el cielo, como nos propone la religión. Pues la política, como la religión, contiene una serie de elementos opiáceos muy parecidos, y que, en última instancia, afectan de un modo similar al “pueblo“. La política, … Sigue leyendo